Robots humanoides que aterrorizan (algo)

Estos japonenes están jamaos™. Un pequeño ejemplo de lo que puede ser el valle inexplicable en la vida real. No sé qué les pasa a los japonenes con los robots humanoides. Tanto manga debe de haberles afectado. La compañía Kokoro alquila robots humanoides para que hagan presentaciones de productos, para que estén de incansables azafatas contando historas para no dormir, y cosas por el estilo. El alquiler de uno de estos aparatos cuesta 3500 dólares por 5 días.

Desde luego, no sé qué opináis vosotros, pero a mí este robot me acojona. Creo que es un buen ejemplo del valle inexplicable. El robot tiene una apariencia humana, pero las pequeñas imperfecciones que tiene le dan ese aire extraño e incómodo.

Visto en Boing Boing, creo. 

El Valle Inexplicable

A medida que la potencia computacional aumenta, nos encontramos ante representaciones humanas en películas o videojuegos tremendamente parecidas a la realidad. Ahora bien, existe problema un tanto extraño. Algunas de estas representaciones que son "casi humanas" no provocan una reacción de empatía en el espectador/jugador, es más, puede llegar a no gustarle y crear cierta repulsión.

Este principio fue formulado por primera vez en 1970 por el ingeniero en robótica japonés Masahiro Mori, y se conoce con el nombre del valle inexplicable (uncanny valley, en inglés). Originalmente sólo se aplicaba en robótica, y estaba basado en resultados experimentales. Posteriormente se aplicó a personajes animados generados por computador. Sacado directamente de Wikipedia:

Este principio dice que la respuesta emocional de un humano hacia un robot hecho en apariencia y comportamiento muy similar al humano, incrementará positivamente y de forma empática, hasta alcanzar un punto en el que la respuesta emocional se vuelve de repente fuertemente repulsiva. Cuando la apariencia y comportamiento (del robot) se vuelven indistingibles al ser humano, la respuesta emocional vuelve a crecer de forma positiva y se va aproximando a niveles de empatía como los de entre humanos.
Valle Inexplicable

Este bache o valle de respuesta repulsiva entre un robot con apariencia y comportamientos "casi humanos" y una entidad "totalmente humana" es lo que llamamos El Valle Inexplicable. El nombre surge de la idea de que un robot que es "casi humano" es visto de forma general por un ser humano como "extraño" y por esto resulta imposible alcanzar el prerrequisito de una respuesta empática para la necesidad de una interacción humano-robot productiva.

El fenómeno puede ser explicado por la percepción de que si una entidad es suficientemente no parecida al humano [como C3PO, por ejemplo], sus características humanas se verán más resaltadas, generando empatía. Por otro lado, si la entidad es "casi humana" [como este], sus características no humanas serán las que más se noten, creando un sentimiento de "cosa extraña" desde el punto de vista del humano.

Continuar leyendo